Published On: Dom, Nov 5th, 2017

Ofrece Héctor Yunes apoyo a religiosas de la Casa de Jesús

* Más de 2 mil 360 niñas han encontrado una oportunidad de vida

* La libertad de culto fortalece los valores, no los debilita, asegura

Banderilla, 5 de noviembre de 2017.- Hace ya 70 años, la congregación de religiosas que forman parte de la Casa de Jesús inició un proyecto que hasta esta fecha ha dado una oportunidad de vida a 2 mil 360 adolescentes y jóvenes veracruzanas de escasos recursos. Hoy, en medio de su actividad dominical, recibieron la visita del senador Héctor Yunes, quien les ofreció su apoyo para la atención integral de estos grupos vulnerables.

El legislador veracruzano recorrió las instalaciones de la Casa de Jesús, acompañado de su directora la madre Eduvijes, y conoció el programa mediante el cual se imparten clases en distintos niveles educativos, así como talleres de cómputo, música, cocina, artes y oficios que permitan a las niñas encontrar en el futuro una actividad de subsistencia.

Esta comunidad, explicó la religiosa, está integrada por niñas y adolescentes que se encuentran en una situación vulnerable, resultado de la pobreza, migración,  desintegración, el abandono y la violencia que han vivido al interior de su familia. “Lo que buscamos es que mediante la educación y la formación social, intelectual y técnica, ellas puedan tener un mejor proyecto de vida, que sean agentes de su propia superación”, aseguró.

Durante el recorrido que fue transmitido en vivo por Facebook live para pedir el apoyo de los ciudadanos en la manutención de la Casa de Jesús, Héctor Yunes dijo que estos esfuerzos de vínculo social tienen un gran valor, sin importar si tienen o no un origen religioso. “El trabajo que aquí realizan ayuda a muchas familias, lo que nos confirma que la libertad de culto debe fortalecer nuestro valores y no debilitarlos. La ayuda que requieren no es un acto de caridad, sino la reivindicación social de estas jóvenes veracruzanas”, coincidió.

La Casa de Jesús que se encuentra en este municipio atiende actualmente una población de 33 jóvenes y adolescentes de familias de escasos recursos -5 de ellas son huérfanas-, que dedican el día a su formación educativa y de diversos oficios; las necesidades apremian ante la creciente demanda de la población. Sin embargo, los recursos con que cuentan no son suficientes ya que estos tienen su origen principalmente en la Iglesia.

Entre los apoyos otorgados está el de brindar una camioneta para que recojan semanalmente los alimentos que reciben en la central de abastos; una televisión de plasma que pueda ser rifada y que genere recursos para la adquisición de un horno de repostería, y el equipamiento de algunas áreas y talleres. “Cualquier proyecto que tenga como propósito fortalecer la solidaridad nuestra sociedad y dar una oportunidad de crecimiento personal a grupos vulnerables, debe recibir nuestro apoyo”, destacó.

veracruznews.us