Published On: Mie, Jul 15th, 2015

Con terapia constante y aparatos funcionales, pacientes del Creever alcanzan su autonomía

4425_1

Xalapa, Ver.- Además de una notoria mejora de su salud, José Roberto, un niño de 10 años de edad con daño psicomotor craneoencefálico, paciente del Centro de Rehabilitación e Inclusión Social (Creever), logró dar sus primeros pasos, comer por sí mismo y mostrar mayor entusiasmo por la vida y todo lo que lo rodea.

Este avance lo consiguió gracias al cuidado de sus padres y la constancia de asistir a sus terapias. Con los apoyos funcionales de una silla de ruedas y una andadera tipo Juanito que recibió hoy, alcanzará una vida más independiente y de mayores oportunidades para estudiar, jugar y disfrutar a plenitud como cualquier niño.

“Desde que asiste al Creever hemos visto gran avance en nuestro hijo, quien recibe terapia física, ocupacional y de lenguaje; en casa ha logrado ponerse de pie y comer sin ayuda, dejó de convulsionar, que era muy frecuente, y cada movimiento que ahora hace nos pone muy feliz”, comentó José Saldaña Viveros, padre del pequeño.

4425_6

Cuando una persona con discapacidad tiene atención médica desde temprana edad, con el tiempo logra valerse por sí mismo, y bajo este objetivo el DIF estatal impulsa una política para su inclusión social, que abarca todos los aspectos para alcanzar un desarrollo pleno, superarse cada día y sentirse parte de la sociedad.

La directora general del organismo asistencial, Astrid Elias Mansur, entregó apoyos funcionales a pacientes del Creever, entre ellos jóvenes que están a punto de ingresar a la universidad, otros a primaria y preescolar en escuelas regulares y no especiales, gracias a sus avances clínicos y físicos que les ha permitido mayor movilidad, comunicación y autosuficiencia.

Son personas con una gran evolución que van mejorando y requieren los apoyos funcionales para una mejor movilidad, cambios individuales que se van sumando en la sociedad. Así, el Centro, con más de 15 mil pacientes atendidos, entre jóvenes y adultos, también incursiona en el ámbito educativo y laboral, pues detrás de cada cifra hay vidas que se cambian y familias que ven cómo la terapia, la disciplina, constancia y responsabilidad de asistir da buenos resultados, dijo la servidora pública.

Atendiendo la demanda de esos recursos y en nombre de la presidenta del DIF estatal, Karime Macías Tubilla, 31 individuos provenientes de 18 municipios recibieron sillas de ruedas, bastones de cuatro puntos y bastones blancos para personas ciegas, andaderas con ruedas y tipo Juanito, sillas de ruedas para Parálisis Cerebral Infantil y Adulta (PCI y PCA), así como andaderas de adulto para la movilidad de pacientes mayores.

4425_4

veracruznews.us